fbpx

Las relaciones de pareja normalmente comienza como un sueño de hadas. Imaginamos todo perfecto y que estaremos toda la vida con la persona amada. La etapa del enamoramiento muchas veces nos hace adorar e idealizar a nuestro compañero (a). Despojándolo de cualquier defecto, diferencia o ideal distinto, suponemos que al fin encontramos todo lo que necesitábamos para continuar. Hay una frase espectacular de la señora Evelyn Mezquita y su famoso programa de formación de padres conscientes, que dice así ” Somos los padres que somos desde los individuos que somos” esto aplica para cualquier tipo de relación. Todo lo que hagamos en la vida, las situaciones que enfrentemos y las relaciones que forjaremos lo haremos desde los individuos que somos. Todo parte de nosotros mismos.

Ahora bien, desde mi experiencia hay situaciones que se repiten simbólicamente en las relaciones. Estas cosas terminan por destruirlas. Nosotros MISMOS acabaremos gastando la resistencia que el “amor” puede soportar. Algunas de ellas son las siguientes:

1. La necesidad de control

Del barco del control hay que bajarse lo más rápido posible. Siempre termina mal, no hay un final distinto para este tipo de actitudes. La convivencia y las relaciones de pareja están marcadas por una serie de rutinas que necesitan ser llevadas armoniosamente. El control constante sobre el otro no ayuda a convertir estas vivencias en algo enriquecedor. No pretendas controlar los horarios de su trabajo, las salidas en conjunto y menos las horas que dedica a su vídeo juego. Es fácil mientras enfoques el control hacia TUS PERSPECTIVAS y no en las del otro.

2. La falta de comunicación

No puedes pretender solamente comunicar lo que no está bien. La comunicación en las relaciones de pareja es imprescindible. No importa que la otra parte piense que tiene la razón absoluta. Tu verdad y tus pensamientos siempre tienen importancia y no deben ser callados. Es imposible que la otra parte adivine lo que sientes, lo que piensas y lo que quieres lograr, es imposible. No temas decir lo que sientes, esa en la manera mas fácil para que el otro comprenda lo que te ocurre. Si estas con alguien racional va a entender por medio de las palabras y no las suposiciones.

3. Actitud defensiva en las relaciones de pareja

Cuando tomas la decisión de estar en pareja es porque te gusta ese equipo que conformas. Al menos esa es la idea inicial con la cual empieza todo este camino. Pero cuando empezamos a recorrer una historia amorosa podemos tener una actitud de siempre estar a la defensiva. Esto puede indicarle al otro un mensaje de que no importa en absoluto lo que el otro tiene que decir ni que tampoco importa lo que siente. Normalmente este tipo de actitud viene alojada en problemas de infancia con maltratos físicos o verbales.

Existe una ferviente necesidad de auto-exploración que nos lleva a pensar si esto mejoraría nuestras relaciones interpersonales. Seguimos en el camino de la trascendencia, la auto-indagación y la mejora de nuestra paz mental y física. Esto nos llevará a ser mejores individuos y mejores parejas.

Facebook Comments Box
3 cosas que destruyen las relaciones de pareja